miércoles, 30 de julio de 2008

El llanto del ángel

Declama el ángel sobre las espadas de fría y seca sangre bañadas,
la muerte ríe sobre sus espaldas blandiendo la lista de almas segadas,
fue dura la batalla, la angustia y la sangre la tierra manchaba
y olores de muerte el aire anegaba.
El ángel llora de pena, por la sangre derramada
del amor que fue muriendo con la muerte de las almas.

Soñarte siempre soñarte

Cuando eras sólo un deseo seguí tus caminos,
inconscientes, duros, inciertos,
eras el sueño pretendido de mi amor,
huérfano de respuestas y de afectos.

Cuando llegaste eras,
la pretendida realidad imperecedera,
la mansedumbre del sueño,
la servidumbre del alma que se entrega.

Beso el beso que dejaste en mi almohada aquella noche,
aquel que muta lo sueños que desean encontrarte,
entre el abismo oscuro que te sueña
y la realidad de la luz cuando siento que te alejas.

Cuando te fuiste al fin de la noche de mis sueños,
la realidad me despierta y veo ausente tu presencia,
el sueño sólo era un sueño, otro sueño que se aleja.

El beso es huella, el sueño sueña.
Mi corazón poeta pide por tu vuelta,
cuando la ansiedad de verte sueña que te sueña.
Mi sueño será esperarte aunque la noche me duerma.

30 de julio ( tu regreso)

Curiosa noche esta noche, no esperaba tu regreso,
sin bajar del coche me miraste,
y vi el amor en tus ojos.

Esa mirada ausente luego de tanto tiempo,
tu marido a tus espaldas
y nuestra complicidad al acecho.

Tanta nostalgia, tantos recuerdos cuando miré tus ojos,
como la película de amor
que alguna vez nos brindamos.

Que bueno fue mirar tus ojos
luego de tanto tiempo,
fue la vida en un instante y el renacer del deseo.

Y tomé mi lápiz y este cuaderno,
donde anoté tantos besos
para recordarme siempre que todavía te quiero.

Plenitud

Alimento tu vida a cada instante
y recupero el amor que te profeso,
en caricias suaves de tus ojos
y en el néctar aditivo de tu besos.

Amarte significa más que eso,
es mi amor peregrino en derrotero,
es profecía impregnada de infinitos,
es en mis manos tener tu cielo

Cuando te amo revisto tu universo,
con corazas que te aíslan de lo incierto,
te protejo como al más fino cristal,
y me vuelvo custodio de tus sueños.

Amarte es más que eso,
es conjugar tus sueños con mis sueños,
es someter la angustia de ser nadie,
y recuperar al hombre y su deseo.

domingo, 27 de julio de 2008

Sin tiempos

Cuéntame sobre el ocaso
desde mi lugar no puedo verlo,
he perdido el horizonte
desde que estoy preso.

Dime si tus noches son tan largas
como las noches de mi encierro,
hace tiempo las estrellas,
brillan ausentes en mi cielo.

Muéstrame con palabras
la fina lluvia del invierno,
aquí la humedad de mi celda,
cala profundo hasta mis huesos.

Cuéntame quien te abraza
en la tibieza del lecho,
la soledad en mi cama
se ha llevado tus recuerdos.

Dile cuanto te he amado,
te he brindado hasta mis sueños,
entregándote mi alma
en bandeja de terciopelo.

Si alguna noche me piensas
en los brazos de otro dueño,
recuerda que te marchaste
dejándome en este infierno,
mi cárcel interior, mi celda,
de mármol frío de inviernos,
donde no veo horizontes,
ni lluvias de estrellas, ni cielos.

No eras mi destino

Te imagino mujer enamorada
con los ojos llorosos y en silencio,
escudriñas en lo oscuro de tu alma
la ilusión apagándose por dentro.

Imagino los otoños de tu espera
deshojando las ramas de tus tiempos,
y el hastío abrasador que sacrificas
esperando al amor que nunca ha vuelto.

Quise volver te lo juro,
a buscarte en el puente prometido,
quise volver por mi sueño
pero otro fue mi destino.

Alguien quizás te cuente de mi apurada partida,
la vida quiso llevarme por caminos con espinas,
fueron muchas las esquirlas,
fueron muchas las heridas,
que truncaron mi regreso
a buscarte amada mía.

Y hoy te imagino mujer desde este espacio de luz,
donde solo brilla la nada, de donde nunca se vuelve,
mas que en el deseo angelical
proyectado desde mi muerte.

Por eso mujer entiérrame,
cúbreme de olvido, arena y cemento,
y perdón por no buscarte,
juro que quise hacerlo.

Imágenes

Este cielo tan claro y tan limpio
que me viste los ojos de fiesta
cuando salgo de mi a buscarte
en las copas de las arboledas.

Te imagino flotando en el viento
con el trino ritual de las aves
en la voces de todos los tiempos
serpenteando tus formas al aire.

Mariposa lumbrera del alma
te detengo en la luz del rocío
madreselva sensual desvarío
llamarada de aquel amor mío.

Verdadera poesía de Mario Alvarez Quiroga

sábado, 26 de julio de 2008

Placebo

Eleva tu volcán su lava ardiente,
el climax feroz de su fuego contenido,
desde el vientre caliente de tu tierra,
hacia mi calmo valle adormecido

Me cubres generosa con tus ríos,
transfundiendo en mí cauce tu energía,
como sangre de vida que derramas,
sacudiendo de espasmos mi apatía

Me quemas, me abrazas, me evaporas,
como sal de mar en tus entrañas,
y me dejas caer en fina lluvia
que el orgasmo de tu vientre acapara.

Luego, te acumulas en cenizas,
en la ladera escondida de mi espalda,
tu fuego se refugia en tus entrañas,
y los ríos ya no corren, y la lava que se apaga.

sábado, 19 de julio de 2008

Trece actos de amor

1. Detrás de las paredes alguien espera.
2. Detrás de las paredes alguien rechaza.
3. Detrás de las paredes alguien implora.
4. Detrás de las paredes alguien calla.
5. Detrás de las paredes alguien llora.
6. Detrás de las paredes hay un perdón.
7. Detrás de las paredes hay un te quiero.
8. Detrás de las paredes hay un adiós.
9. Detrás de las paredes hay un silencio.
10. Detrás de las paredes hay una sombra.
11. Detrás de las paredes hay un vacío.
12. Detrás de las paredes hay un disparo.
13. Detrás de las paredes alguien murió.

miércoles, 9 de julio de 2008

Quiero

Quiero un lugar
Quiero mi espacio
Quiero un cielo
Quiero mi isla y quiero mi mar
Quiero mi sol y mi luna
Quiero estar y permanecer
Quiero ser y pertenecer
Quiero una noche eterna
Quiero mi refugio y te quiero en el
Quiero el silencio y quiero mi música
Quiero la distancia para no volver
Quiero estar cerca para poder ver
Quiero el abrazo que no sea mezquino
Quiero un adiós que no duela
Quiero un hola que sonría
Quiero la justicia de los injustos
Quiero transformarme por un instante
Quiero ser el otro
Quiero ponerme en su lugar
Quiero verme
Quiero entenderme
Quiero comprenderme
Quiero descubrirme
Quiero quererme
Quiero volver a mirar
Quiero volver a oír
Quiero volver a tocar
Quiero volver a sentir
Quiero dejar de solo estar
Quiero dejar de vegetar
Quiero dejar de transcurrir
Quiero dejarme de diluir
Quiero dejar de desvanecerme
Quiero poder
Quiero ver más opciones
Quiero saber elegir
Quiero aceptar que se puede
Quiero aceptar que no
Quiero tener claridad
Quiero más luz
Quiero otros ojos
Quiero ver por ellos
Quiero ver mis errores
Quiero ver mis aciertos
Quiero saber que puedo cambiar
Quiero saber que necesito
Quiero saber buscar
Quiero saber encontrar
Quiero aprender
Quiero volver
Quiero partir
Quiero esconderme
Quiero que me encuentren
Quiero que me encuentren?
Quiero que me comprendan
Quiero que me juzguen
Quiero que me critiquen
Quiero que por eso no se vayan
Quiero aprender a retener
Quiero volver a ser generoso
Quiero ser sincero conmigo
Quiero ser objetivo
Quiero entender a mis hijas
Quiero que ellas me vean
Quiero que no se apuren
Quiero que crezcan
Quiero que no repitan mi fracaso
Quiero que tengan un horizonte
Quiero que nadie me llore
Quiero animarme
Quiero no pensar tanto
Quiero pensar bien
Quiero recuperar
Quiero disculparme
Quiero saber con quien
Quiero no esconderme
Quiero no mostrarme tanto
Quiero saber que quiero algo
Quiero aprender a movilizarme
Quiero dar el primer paso
Quiero comenzar
Quiero recomenzar
Quiero no abandonar lo que quiero
Quiero estar seguro
Quiero nada de dudas
Quiero aceptar mi error
Quiero perdonar
Quiero saber a quien
Quiero concretar algo
Quiero… que esta miserable vida mía tenga un sentido.