sábado, 22 de mayo de 2010

De todos los suicidios




Se rebela el hambre
y debo amarte
no importa cómo
así
ausente
lejana
inexistente.

Amarte en verde
amor mío, en verde
despuntando azar
así
a plena luz
entre corcheas
de letanías.

Sin el menor rencor
sin la hiel abandonada
en mis cavernas
así
gris de encierros
de los celos
madurándote.

Debo amarte
como vorágine
como aspirante a loco
así
vehemente
con espinas
en las palabras.

De todas las formas
de todos los suicidios.