sábado, 2 de marzo de 2013

Con las manos en los bolsillos


Como un niño travieso se escapa
como un látigo de luna que sisea
tentáculo holográfico que de un quieto anhelo se desprende

como una certidumbre de vida arrastra el apetito de roces
ella al alcance de un beso al oído
de un aromado te quiero en los ojos
de un químico enlace de sudores en los labios
espera e intuye que otra vez no llegará
que los pies de plomo se amuran al suelo de sus miedos

el hombre y su hambre
masticará cobardía por lo bajo
/y sus ojos/
sus manos en los bolsillos
clavarán las uñas contra sí mismo
y se diluirá como siempre hasta morir en el intento
retrayendo la culpa
/por lo bajo/

un holograma huirá sin los abrazos
/que inertes se replegarán/
hasta morir asesinados por la cobarde inacción de su amor.

8 comentarios:

ReltiH dijo...

IMÁGENES QUE DECANTAN EL AMOR. EXCELENTE TEXTO. UN PLACER VOLVER HA LEERTE.
UN ABRAZO

cristal00k dijo...

Veo que no has perdido el 'toque' :))

Bienvenido de nuevo, poeta. Y un gran abrazo.

Julie Sopetrán dijo...

Un poema para releer varias veces...

Tuti dijo...

Me guardo la imagen, intensa imagen de miedos donde lo posible cobra una dimensión paladeada de aquellos que dan los pasos. Yo te leo y me parece tan posible todo...

Gracias Dan por ti y tu poesía.

Anna

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Chiqui Abreu dijo...

Que bello y duro, mi Dann, tiempo sin saber de ti, sin vivir y sentir tus letras, me hacías falta, tu profundo mensaje tras la niebla de imágenes es exquisito!!

Te quiero un cielo,
Chiqui

cristal00k dijo...

Espero que todo ande bien...

Como sea, un abrazo!

cristal00k dijo...

Ah del castillo??
Besos!