lunes, 22 de septiembre de 2008

Historia común

Regreso en la memoria de recorrer mis tiempos idos,
los que engendraron pasiones desde mis padres,
hasta el hecho del amor consumado que parieron hijos.

He buscado el amor, quizás más que nadie en el mundo
y el amor fue el encuentro entre tu amanecer y el mío,
dejando al descubierto la huella, del amor necesitado y profundo.

Y vuelves, y te quedas, por instantes breves y lo permito.
En el remanso almendra de tus ojos llenando mi mirada,
del sueño eterno de abrazarte en mis recuerdos,
estrella fugaz, arena que resbalas entre mis dedos.

No es pena lo que revela la oscuridad de mi alma,
es la dicha de haberte bebido, en cada lluvia enamorada.
Es la gloria de recordarte sabiendo que dejaste,
la profunda huella del amor dentro de mi alma.

Y vuelves y te quedas tantas veces como quiero,
y permito que te vayas cuando el amor consumado,
procrea vida y melodías en el vientre de mis recuerdos.

No hay comentarios: