sábado, 17 de septiembre de 2011

Derechos registrados

Te cedo todos los derechos;
pero acuérdate que hace más de mil días
fueron liberados amores
de propiedad compartida.

No es que no me interese acunarlos,
solo que me incendian la piel
en la calidez exagerada de la nostalgia,
cuando la friolera de los incunables años
abre su troglodita memoria.
Además, ya no dan rédito,
depositados en las cuentas cerradas
de un vetusto coleccionador de amoríos muertos.

Si quieres los puedes incendiar
y arrojarlos al mar, para que no sobrevivan
al balance final de tus recuerdos.

2 comentarios:

Malvada Bruja del Norte dijo...

Si los tira al mar, tal vez vuelvan...

RELTIH dijo...

MUY DISIENTE DESPEDIDA, MI AMIGO.
UN ABRAZO