domingo, 11 de abril de 2010

Sin poder abrirte




Pensarte
en la acequia de la noche,
ajena, distante
mientras la llave se traba
y no puedo abrirte.

Desheredarte el mar,
que no te distraigas
con sus guiños de ausencias
y voltees los girasoles
hacia el resplandor
que se cuela
debajo de tu alfombra.

Pensarte, sólo pensarte,
difuminada
en la inalcanzable distancia,
“conociéndome largo
como el espacio de un beso”.

---

“conociéndome largo
como el espacio de un beso”


A.Margot (Poeta)

2 comentarios:

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Que lindo que escribes mi Dani, siento tanto cada palabra, acaso nos hemos contado esta historia? ;)

Un fuerte abrazo, solcito de otoño en primavera.

Muchos besitos para ti, siempre un placer...

Daniel dijo...

¡Nos hemos contado tantas historias mi niña!
Gracias mi querida por tu dulzura, sos la sonrisa del sol.

Mi cariño inmenso para vos.