sábado, 21 de agosto de 2010

Bajo relieve

Es el aire, las piedras del camino
las mapas debajo de ellas
las arrugas.

Las curvaturas de tus piernas
y el invierno.

Son los rostros sin memorias
de las hojas.

Vuelves, siempre vuelves
a ser la gaviota enamorada
buscando la quilla de mi abandono
a alimentar mi fantasma.

Me naufragas de un disparo
debajo de las piedras
y regresas al laberinto
donde no puedo tocarte
ni con estos mustios versos.

8 comentarios:

LEDESKA dijo...

Diosssssssssss me quede inmovil cuando lei tus poemas... cuanto sentimiento... me estremeci y eso me agrado.... un saludo...

Ledeska

reltih dijo...

tremenda posía, carajo!!!! un gustazo leerte, POETA!!!.
un abrazo

Daniel dijo...

Gracias Ledeska por su efusivo comentario, muy generoso de tu parte.

Saludos.

Daniel dijo...

Gracias gran poeta reltih por tu visita, un fuerte abrazo para vos.

Tierra de sombras dijo...

"donde no puedo tocarte ni siquiera con estos mustios versos"...A veces la vida duele pero a veces amamos ese dolor...
Saludos

Daniel dijo...

A veces amamos sin medir nada. Gracias poeta, saludos.

Xiomara Beatriz dijo...

Se escucha el sonido de la ola golpeando el bote va a la deriva queriendo llegar a la orilla ....la marea de la vida lo impide lo aleja lo acerca caprichosas olas que a su destino le grabo el estima de viajero pero siempre se puede tomar los remos y ser el propio conductor de nuestro destino ....besos

Daniel dijo...

Xiomara; el destino ya está escrito; todo lo que hagamos seguro será lo que nos debe tocar.
Gracias por tu tiempo.
Besos.