miércoles, 3 de noviembre de 2010

Naufragio

Dicen que volverás,
que estás esclava
en la borra torrada de un café,
sometido al exilio de tu aroma,
mezcla de rouge y chanel.

Presagio de vida que no acaba,
que oprime con su ombligo
un próximo cordón de esperanzas.

/Eterno resultante de una resta,
no entiendo el augurio trasnochado/

Dicen que el cíclico ritual del mar
devuelve los despojos,
los inmuniza contra la muerte
en una resaca invisible,
que no deja ni huellas de su paso,

/El mar devolvió botellas,
en maremotos de mensajes sin palabras/

6 comentarios:

Perfecto dijo...

Hoy vengo a dejar huella de mi paso para felicitarte por este hermoso poema. Los dos últimos versos son magnificos. Mi enhorabuena.

Un abrazo.

reltih dijo...

siempre es un placersazo leer tu interminable inspiración. tremenda creación mi amigo.
un abrazo

MarianGardi dijo...

El mar y las palabras se asemejan en sus olas y salinas.
Besos

Daniel dijo...

Perfecto: muchas gracias por recorrer este pequeño espacio.

Un abrazo.

Daniel dijo...

Gracias como siempre mi estimado reltih, un gusto saberte de regreso.

Mi abrazo.

Daniel dijo...

Muchas gracias Marian por tus palabras.

Besos.