domingo, 26 de abril de 2009

Te presumo amor

Tienes en tu sonrisa
la calma que precisa
mi melancolía trémula;
me apagas con ella
la ansiedad de la búsqueda
del amor que florezca
entre mis tantas piedras.

Me quieres y en tu decirlo
abarcas mi mundo
y sin redes lo sostienes;
mi temor a caer desaparece
cuando llegas y me abrazas,
me proteges, cubres mi espalda
siento la vida que renace.

Amor, distante paraíso,
Edén donde recalan
mis sueños inconclusos,
a esperarte cada noche,
a conquistarte con besos,
primavera eterna,
dos corazones al unísono.

Eres el quizás y el siempre,
metáfora de un tiempo,
fruto de un ritual amanecido
renaciendo en los instantes,
presumiendo el goce,
el placer infinito
de poder pertenecerte.

No hay comentarios: