domingo, 12 de julio de 2009

Noche de amantes




Noche de amantes
aferrados a un incierto tiempo
límite de todo el desconcierto;
afuera la calle recoge miserias
de tantos pasos muertos.

Caminas silenciosa
impregnada de placeres,
regresas plena, satisfecha;
has acumulado tantos orgasmos
en tu boca de páramo.

Sonríes, el humo de un cigarro
trepa peldaños
buscando otro cuarto ocupado,
esta vez no estarás
serán otros los cuerpos enlazados.

La misma historia quizás
de otros dos amantes extraviados.
Las calles murmuran tus tacos arrastrados,
conocen tu resignado andar;
tantas veces las has caminado.

Y te imaginas la misma rutina
la misma puerta de tantas noches vacías:
-hola amor… hola querida-
y el beso en la mejilla.
Afuera la calle acunará tus melancolías.

6 comentarios:

El gato escondido dijo...

Si, pero la calle no olvida y un día quizá se canse de acunar...

Oscuro leí este poema, pintaba tintes agrisados.

Un beso Daniel.

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Si amigo asi es, se imagina la misma rutina, la misma puerta de tantas noches vacías, son hermosos tus versos Dani, la tristezas que esconden y lo que logras decir en ellos.

Siempre es un placer visitarte.
Sabes que te quiero, que te quiero mucho.

Besitos y cariños para ti.

Daniel dijo...

Sonia, quizás la calle algún día se lleve la melancolía y los pasos con rumbos sin retornos.
Besos

Daniel dijo...

Jolie,niña querida; las rutinas que a veces no vemos o no sabemos modificarlas a tiempo.
Gracias por llegarte.
Te adoro, cuidate.

PULSAY dijo...

Bonito poema, Daniel. Realmente melacólica la vida de esa mujer. Lamentable rutina que nos arroja en brazos de lo, a veces, indeseado.
Un placer leerte.
PD: Me gustaría dedicarte un poema que escribí hace tiempo, ya que va anillo al dedo con el título de tu blog. http://pulsay.blogia.com/2009/010601-sentidos.php

Daniel dijo...

Gracias Pulsay por acercarte, pasaré por ese poema tuyo a valorarlo.
Un gusto verte.