miércoles, 28 de julio de 2010

Como si nada...




Tapaba mis baches, mis imperfecciones,
los caprichos de mi sistema linfático;
drenaba mis tiempos de roca muerta
y ablandaba la reciedumbre de mis palabras;
partió con el alba, cuando nadie lo previó
ni un iluminado descerrajó un aviso,
y volvieron las barricadas
cerrando la circulación de versos en libre tránsito.

Planté un ciprés en la puerta de la aurora,
los vientos no entran a robar su aire.

Ella está conmigo sentada a mi diestra
cada luna me besa la espalda con sus pechos,
me dejo caer entre sus ramas que se vuelven manos
donde cantan liras y la prisa es solamente
abrazarla, como si nada,
como si nunca se hubiera ido,
como si nada…

2 comentarios:

cristal00k dijo...

Maravilloso, Daniel.

Daniel dijo...

Gracias cristal.

Besos.