martes, 10 de marzo de 2009

Evitando tu partida

Cuantas ausencias marcan mi urgencia,
recónditos acertijos enredan tiempos,
adentro macerando las frutas del deseo,
afuera una máscara oculta el desaliento.

Palpita vértigos la ansiedad macilenta
asomada en barato souvenir de la vida,
regalando espejos donde transita la nada,
reflejando áridas y absurdas monotonías.

Imágenes nítidas confunden desvaríos
amalgamadas en soluciones placebos,
en crudos intentos de evitar tu partida
para hundirse en el silencio de la huida.

Pero aún no es tiempo de decir que deseo
obligarte a partir sin develar mi secreto,
escondido detrás del adiós que me dejaste,
alimentado en el tiempo que no te tengo.

No hay comentarios: