jueves, 21 de mayo de 2009

Enterneciendo amor

Yo vivo, sí que vivo;
escapando a veces, sólo a veces
de mi mismo
hacia un adentro profundo, íntimo,
en el que persigo
una esencia adormecida.

A veces me encuentro, sólo a veces;
desenrollando caminos,
enterneciendo un pasado repetido
que emula mi sentir
que hoy no es el mismo
pero; yo soy el mismo.

Como un cliché ocioso
sin imaginación, aburrido.
Y te veo entonces y me pregunto
¿en cuál lugar de mi vida encajas?
porque agotados mis caminos
desparramas tu fértil simiente.

En cual lugar encajas no imagino
pero seguro sé que es el mismo,
que propone este juego de palabras
enredadas de entusiasmo tímido,
regando con vino la fiesta
de un amor ayer adormecido.

Y vivo, sé que vivo;
absorto tal vez en mi delirio,
aferrando un sutil sueño
un quizás ilusorio camino,
vasto de incertidumbres amor
pero; qué bueno que estés conmigo.

2 comentarios:

El gato escondido dijo...

Volví, es inevitable volver aquí, me sentí muy identificada en este poema, era como si me viera a mi misma, no sé explicarte, insistiré en lo del libro porque no puedo llevarme la pc a la cama para leer je je, besos y todo mi cariño.

(Al final tendré que imprimir tus poemas para llevarlos conmigo a todos lados jeee, es que me gustan taaantooo)

Daniel dijo...

Gracias amiga por su atención, me halagas demasiado. Un abrazo afectuoso.
Daniel