viernes, 22 de agosto de 2008

Desvaríos

Desandando caminos, sobre mis pasos transcurridos
cada salida hacia delante es un suplicio
cada regreso a mi morada es un martirio…

…de angustia desbordada, de temores,
de la incertidumbre inexplicable,
del miedo a mi propio interior ridículo…

…que empeñado en suicidarse sale a buscar sin motivos
el espacio que no existe mas que en su cuerpo VACÍO.

Y regreso, y me escapo y vuelvo a regresar dolido
a ese espanto instintivo que significa estar vivo.

¿Autocompasión?... ¿Locura y desvarío?

Paso…
¿algo de todo esto SERÁ MÍO?

Desandaré quizás tantas veces estos caminos,
enterraré mil veces la eterna pregunta
y saldrá airosa en respuesta franca
con un NO rotundo.

¿Será SIEMPRE lo mismo?

1 comentario:

Io dijo...

Mucho existencialismo, me gusta. Los que escribimos poesía tenemos almas algo trágicas y románticas. Un saludo y gracias por pasar por mi blog.
Yolanda