sábado, 9 de agosto de 2008

Memorias de amor

Pienso, si mi amor hubiese sido bruma,
se hubiese disipado con el viento,
o disfrazado tal vez, de gotas de rocío,
sobre la hierba reseca del invierno.

Pienso, si mi amor cuando te fuiste,
hubiese sido relámpago en el cielo,
en perecedera luz languidecida,
no podría tocarte ni en recuerdos.

Pienso amor, y esto es tan cierto,
que cuando el amor no es todo eso,
la ansiedad de la espera regurgita,
la dolorosa memoria de los tiempos.
Y el recuerdo del amor es lacerante,
comprime en angustia y fibrila el cuerpo,
deshilacha en hebras la esperanza,
de encontrar el amor en otros besos.

No hay comentarios: