martes, 12 de octubre de 2010

Debo dejar la lucidez para más tarde

Debo dejar la lucidez para más tarde
y apretar los dientes contra el puño,
liberar mi pudor de amar,
la absurda vergüenza de amar
como si fuese prohibitivo.

¿Y cuál es la culpa de estos años tardíos,
de los tuyos precoces a mi tiempo?
¿A quién le debo disculpas
cuando el amor disculpa la tardanza,
si llegan errados los caminos?

Debo dejar la lucidez para más tarde,
para verte llegar a socorrer mi espera,
para poder decirte no es el tiempo
ni el momento del sol naciente
que se incendia.
Luego, si tú quieres te quedas.

10 comentarios:

reltih dijo...

ufffff, guau, guau, guauuu, qué tremendo cierre POETA. hermosura de escrito.
un abrazo

Óscar dijo...

La segunda estrofa, con sus preguntas retóricas, me ha parecido muy rica en contenido. Destacaría estos versos:

"¿Y cuál es la culpa de estos años tardíos,
de los tuyos precoces a mi tiempo?"

En ocasiones lo más lúcido es actuar sin pensárselo mucho.

Saludos, Daniel.

saltar del tren dijo...

¿A quién le debo disculpas
cuando el amor disculpa la tardanza,
si llegan errados los caminos?


preciosísimo!!
A nadie...a nadie le debes disculpas por sentir.
un abrazo

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Es hermoso mi Dani, sumamente hermoso. "disculpa la tardanza y estos años precoces...

Besos para vos...

Gabrielle Dupré dijo...

Si a mí me dicen lo que acabo de leer, me quedo sin tiempo de por medio y sin cortapisas.

Un placer leerte!

Daniel dijo...

Amigo reltih, deberé darte una membrecía por tu constancia.

Un abrazo.

Daniel dijo...

En ocasiones sí, en esta no. Gracias Óscar, valorable tu presencia.
Saludos.

Daniel dijo...

Saltar del tren: a veces las culpas llegan quizás porque todavía queda cierta falsa moral en el ambiente.

Gracias y un beso.

Daniel dijo...

Leyddy Di, mi niña; gracias por llegar siempre a tiempo.

Mi cariño...siempre.

Daniel dijo...

Gabrielle...¡qué bueno verte!

Gracias.