sábado, 23 de octubre de 2010

Osario

Claros son los reflejos,
ya sus ojos muerden los dientes
de otro amor de carne y besos.

Mis bronquios se adecuan a la apnea
y su aire poliniza por última vez mis pulmones.

Se manifiesta el temblor
con el último tren a Poemalandia,
donde deambulan las ánimas
de todos los amores muertos.

/Esta vez sin boleto de regreso /

Bah, eso creo.

2 comentarios:

reltih dijo...

jajaja, es como un: " qué más da". full me gusta tu salida.
un abrazo

Daniel dijo...

Nunca sabemos como nuestro instinto va a reaccionar...je
Gracias amigo.