miércoles, 16 de diciembre de 2009

Mudan las esperas




Como el ave
remontaba el cielo;
incansable.

Eran sus plumas
la piel del viento
la carrera loca del verso:
escribía poesías en mi cuello.
Sus alas plumosas
mi alero.

Como el ave
se desprendió en colgajos
desde mi arcilla seca.

Fueron las guerras
que la alejaron de mi paz,
mi incertidumbre,
mi abulia encanecida,
mi vuelo ciego
hacia el fuego frío.

Como aves
mudan de nido las esperas,
impacientes, estériles.
Así perdimos el horizonte
y extraviamos los sentidos
hasta ser pájaros
en desconcierto,
mudos,
idos.

Y caímos.


Imagen: Rufino Tamayo (I). Hombre mirando pájaros.

10 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Dicen las malas lenguas, que todo lo que sube necesariamente tiene que bajar. Mas no lo considero una condición sine quanon, no olvidemos que los árboles mueren de pie.
Muy original el título y la alusión que a él hacés en la última estrofa que desborda, como siempre, de sensaciones, en este caso de vacío, aunque un vacío raro, un vacío con cierta esperanaza desdibujada en el trasfondo, como esfumada pero presente (al menos eso noto yo).
Excelentes versos Daniel, jamás me cansaré de repetirlo, mientras vos no te canses de leerlo.
Cariños!

Chiqui Abreu dijo...

Tu poesía siempre deja un mensaje que envuelve, en este caso pone punto final a un sueño, pero nos enseña que a veces hay que luchar por mantener el vuelo, mirando al infinito.
Te admiro mucho, lo sabes, siempre!
Besos,
Chiqui.-

reltih dijo...

ufffff tremendo escrito... profundo.
un abrazo amigo

MarianGardi dijo...

Amo los versos con transfondo, y al poeta de pisos y ascensor.
Caimos desde el principio cuando se formó el tiempo.
¡Bravo Daniel! (haces honor a tu nombre)
Un abrazo desde España-Granada
Si vas a configuración, luego a comentarios y donde dice: ¿Mostrar verificación de la palabra para comentarios? pones un No.
Los comentaristas lo agradeceran.
No sale esa palabra engorrosa que nos hace perder el tiempo.
Estoy recitando en videos, te espero.

cristal00k dijo...

Y ahi queda otro bufff Daniel...
Tocas, amigo, tocas...
Gracias de nuevo por esa "niña de los espejos"
Un recreo llegarse hasta aquí.

Daniel dijo...

Mi querida Sol; cuando soñamos sabiendo que no habrá un final de perdices, se suele volar alto sin importar el riesgo.
Como se dice; la realidad se encarga de bajarnos de un hondazo.

No me cansaré de tus visitas, al contrario.
Gracias y mi cariño hasta vos.

Daniel dijo...

Dulce Chiqui; los sueños son como los barriletes cuando se les rompe el papel; caen y terminan destrozándose contra el piso.
Se sigue, pero sin el sueño.

Te quiero mujer.
Besos y abrazos(10&10)
Gracias!

Daniel dijo...

Gracias amigo reltih por tu apreciada visita.

Mi abrazo.

Daniel dijo...

Muchas gracias Marian por tu paso; y sí, siempre caemos aunque vayamos hacia arriba.

Ya está corregido lo que sugieres; curiosidad del blog. Se desconfiguran las opciones de manera arbitraria.

Saludos hasta tu España.

Daniel dijo...

Gracias amiga Cristal; valoro demasiado tu presencia.

Besos.