sábado, 19 de diciembre de 2009

Transparencias




Adelante: la memoria abierta
centellea en los picaportes,
despliega los goznes
en chillidos espeluznantes.
No corro tras la sombra que huye
despavorida por las cornisas:
sé que volverá.

Atrás: dos soles blancos
uno llama, otro luz
ambos un conjuro de distancias.
La loca cordura que practica cirugías
a un vértigo que quiso ser vida,
apenas un brote de sueño
entre las piedras.

Al centro yo; el desconcierto.

8 comentarios:

Chiqui Abreu dijo...

Dann, esta poesía me sofoca, la angustia de estar en ese centro es tan vívida, me cercaste entre ruido y luces, sin saber cómo sobrevivir.
Me encantó!!
Como verás, necesito nuevo tratamiento, jejeje!
Besotes,
Chiqui.-

reltih dijo...

ufffffff tremendo poesía mi hermano!!!
un abrazo.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Que imágenes, que dibujos espectaculares que hiciste con óleos en mi mente. Me encantó Daniel.
Muchos cariños!

MarianGardi dijo...

¡Maravilloso!
Me encantan tus letras
Un beso

Daniel dijo...

Así me siento mi querida Chiqui; la brújula con su aguja clavada en el centro.

Planificaremos un tratamiento.
Besitos varios.

Daniel dijo...

Fulll tu comentario mi querido amigo.
Mi abrazo y gracias.

Daniel dijo...

Sol; me encanta que vuelvas, ya sos parte del paisaje. Gracias.

Mi cariño.

Daniel dijo...

Gran poetisa Marian, gracias por volver y por tu generosidad.

Un beso.