miércoles, 23 de diciembre de 2009

Saldos y retazos




I
Me confunden las horas de la espera
pasan cruzadas, descruzadas;
las cuento tantas veces
como a esas golondrinas que regresan a sus lugares de estíos
tan distantes y opuestos pero sin olvido, al mismo sitio.

II
Son tan bellos los unicornios
y es tan puro dormir sobre ellos
como en un colchón de cuernos en puntas
tan filosas como las puntas agudas de los cipreses.
Ambos no duelen cuando se es carne muerta.

III
Me confunde el cántaro.
Tantas veces ha ido a la fuente
sin embargo nunca volvió lleno ni ROTO.
Fue la fuente cuando vino a buscarlo
que se desgranó en astillosas lágrimas de arcilla.

II
¡Son tan bellos los unicornios!

6 comentarios:

reltih dijo...

ufffff amigo qué cierre tan tenaz!!!
full tu escrito, bacanisimo!!!!
un abrazo

La abuela frescotona dijo...

FELIZ NOCHEBUENA, A TI Y TUS AFECTOS, QUERIDO AMIGO DANIEL¡¡¡¡¡

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Existen personas, momentos, cosas nuestras muy bellas, como imaginar que pueden causarnos dolor cuando miramos absortos su belleza, como disfrutar de ellas, amarlas y entregarse por entero, vivir de alguna manera, sino es viendose expuesto al lastimoso lado del dolor.

Mi abrazo Dani, todo mi cariño, mis te quieros inmensos, mis mejores deseos en esta navidad y siempre, muchos besos...Un inmenso placer es visitarte.

Daniel dijo...

Poeta reltih, gracias por tu visita siempre full.

Mi abrazo.

Daniel dijo...

Muchas gracias abuela por tus deseos. Mi abrazo.

Daniel dijo...

Leyddy, gracias, sé lo que dices.

Gracias mi niña, te adoro, siempre.

Besitos y mi cariño inmenso.