lunes, 11 de enero de 2010

Quizás te escriba algo




Como un puzzle de sueño y piel
intento rearmar mi memoria.
Veintiuna piezas; noventa y nueve versos;
mil otoños de marfiles de sonrisas
y una canción que ya no desespera.

Tantos días para re-armarte, para enmarcarte.
Cinco lunas congeladas en la nevada de agosto,
veintidós nuevas primaveras.

Benedetti y su paso que pasa… ay! no me tientes,
que si nos tentamos no nos podremos olvidar…

Y no se puede olvidar
un puzzle incompleto con todas sus piezas;
la clave de sol que no está enmarcada
aunque brille con su ausencia.

Colocaré mi pieza, mi puzzle completo,
la memoria que no olvida enmarca el sueño.

Quizás amor, en otra primavera… te escriba algo.

14 comentarios:

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

A veces te desapareces Dani y como escribirte algo sin la lucecita verde, esperanza en gris sobre tu foto de infancia o de algun señor que dibujaba sonrisas.

A veces desapareces Dani y no hay saludo que valga para reaparecerte, ni magia o distancia que envuelva tu nombre cerca de las horas.

La abuela frescotona dijo...

regreso a leerte en primavera, querido amigo...si no te tientas. un abrazo Dani

Chiqui Abreu dijo...

No sé por qué, pero al leerte me puse a llorar (vamos, ya sabes que tampoco es muy difícil), pero esta vez me envolví entre tus quizás y la incertidumbre de esos pasos venideros.
Hermosa poesía, quizás el amor esté más cerca o quizás sea oportuno alejarlo, eso dependerá de los sueños y quizás de la lluvia!
Besos,
Chiqui.-

cristal00k dijo...

Querido, esta es para enmarcarla. De verdad! Me la llevo...
Gracias por estar ahi y compartir.
Un abrazo Daniel y que el nuevo año te lleve hacia tus deseos.

pao dijo...

que hermosa poesia de verdad que se siente cuando salen del corazon y senti que todavia en mi falta una pieza para completar y miles de primaveras por esperar.. mi admiracion para usted daniel.

reltih dijo...

ufffffff!! full, me encantó.
un abrazo

Daniel dijo...

Mi querida Leyddy; siempre estoy, desde el niño gris hasta la flor roja que a veces sonríe en su sombrero ajado.

La lucecita verde es la magia de quien sabe buscar y donde buscar.

Te quiero niña. Besos.

Daniel dijo...

Mi querida abuela; es poesía o al menos intento que lo sea. A veces nacen en primaveras otras en inviernos; las mejores sin dudas en otoño, mi clima más bello.

Mi abrazo y mi cariño.

Daniel dijo...

Dulce Chiqui; son tan amplios los "quizás" que quizás todo esté muy cerca o muy lejos.
Gracias mi querida amiga por tu compañía.

Te quiero mucho. Besos.

Daniel dijo...

Mi querida cristal; gracias a vos por volver, un abrazo y que la vida te brinde lo mejor.

Daniel dijo...

Muchas gracias Pao, quizás siempre estemos incompletos pero no hay que cejar en el intento de reunir todas las piezas.
Un beso.

Daniel dijo...

Gracias amigo reltih, mi abrazo para vos.

Rosa Maria dijo...

Bela poesia! Palavras que encantam. Bju!

Daniel dijo...

Muchas gracias Rosa María, tu encanto es aún mayor.

Besos.