sábado, 27 de marzo de 2010

Tu paz en calcetines sobre mi fachada




Pasas y todo muta;
los helechos se descuelgan en lluvias,
los pisos cuadriculados giran,
se tornan armoniosos calidoscopios;
el gato se vuelve alfombra y tus pasos de seda
peinan la brisa del silencio con su lenta melodía.
Pareces la paz en calcetines
recorriendo mis fachadas.

Pero no te quedas,
pasas a respirar huidas de corduras
a embalsamar palabras en versos de yeso,
irreconciliables
con el anárquico ritmo de tus tiempos.

Pides silencio,
que hay ave emplumando miedos,
que la frugalidad del nido servido
corteja tu libertad de vuelos
con chantaje de besos.

Y pasas, como musa onírica
en los acordes orgásmicos de mis versos,
y el silencio calla para oírte en poesía;
tu paz en calcetines sobre mis fachadas.

6 comentarios:

reltih dijo...

gran despliegue lírico, con un léxico abrumador. muy buena esa Poeta.
un abrazo

Daniel dijo...

Mi abrazo reltih; gracias amigo por tu gentil visita.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Bello.
Bien.
Gracias por tu visita y comentario.
Pura vida.
Cuidate mucho, besos.

Daniel dijo...

Cuidate también.
Gracias Natalia por tu paso.

Besos.

Perfecto dijo...

Recién llegado, encuentro buena poesia. Volveré con tu permiso.

Un saludo

Daniel dijo...

Gracias Perfecto; esta es tu casa.

Saludos.