sábado, 7 de noviembre de 2009

Exilios




Algo del mar, de las partidas,
de los retiros voluntarios
hacia un exilio de nostalgias.
Puede venir de cualquier lado
hasta de un caracol muerto
y su casa abandonada;
desde los senos olvidados
lejanos al cofre de las manos.
Sangrienta memoria, lúdico recuerdo
que no olvida ser o haber sido.

/ Me nombras en tus exiliados silencios;
me nombras pero no me nombras,
sólo ecos sin ruidos /

Algo de esta playa mordida de mareas
de este reflotado galeón sin preseas, podrido;
nacientes vuelos de peces alados
sumergidos en un naufragio de maderos.
Algo regresa, digo, oníricamente
a fermentar las uvas morenas de mis vides,
a beberte vino en la embriaguez de tu ombligo
sobre la matriz del sueño dormido.
Algo de mar revuelto permanece
al paso de tus ecos en olas y mareas.

8 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Nostálgico, precioso. Un tema que te sentó muy bien para escribir sobre él.
Cariños!

vuelo de hada... dijo...

Si melancólico pero es así a veces nos sumergimos en aquellos naufragios.
Un abrazo como siempre hermosos versos...

Daniel dijo...

Sol; la nostalgia suele ser compañera siempre de mis escritos.

Gracias por seguir presente.

Mi cariño para vos.
Daniel

Daniel dijo...

Hada; hay naufragios necesarios, inevitables, que duelen pero no lastiman. La melancolía entonces es inevitable.

Gracias por tu presencia.

Mi abrazo.

vuelo de hada... dijo...

Daniel gracias por tu paso por mi blog y espero recibas el premio que allí les deje amis amigos blogeros por supuesto mas que incluido.
Un abrazo

La abuela frescotona dijo...

los naufragios son las muestras de un vivo pasado...un abrazo querido amigo

Daniel dijo...

Muchas gracias Hada; ya tomé tu regalo, espero poder devolvértelo en poesías buenas.

Mi abrazo

Daniel dijo...

Abuela, sigo en mi naufragio, soy el capitán y debo permanecer hasta que se hunda el barco.

Mi abrazo y gracias.