martes, 3 de noviembre de 2009

Patinetas de papel sobre una sonrisa muerta

Detrás de cada beso acurrucado
duerme un ángel.
Sobre los surcos descubiertos
palpita una sonrisa
como una marioneta sin gracia.
Arrugada se desfonda la piel
y entre sollozos adormece un niño
en patinetas de papel
buscando el viento donde remontar sus años,
los de ayer, los que fueron tersos,
acunando la franquicia sin límite de ser libre,
montado a pelo de sueños
con sus pies de pájaros en libertad.

Ya no vuela sobre las rúas del viento,
el ángel se durmió sobre un trompo inquieto,
gira, gira y aterrizará con su frente
sobre la pista cerrada
de una sonrisa muerta.

6 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Entre tus magníficas palabras y la hermosa canción que suena me hiciste estremecer Daniel.
Es precioso lo que generás.
CAriños!

vuelo de hada... dijo...

Estremecedora entrada, tierna pero demasiado melancólica a la vez.
Me hechizaste un abrazo

Daniel dijo...

Bella Sol, solamente dejo mis cositas interiores expuestas; vos le ponés la esencia.

Gracias siempre.

MI cariño.

Daniel dijo...

Así es bella Hada, la melancolía de los años arrugados.

Gracias por estar cerquita.

Un abrazo.

La abuela frescotona dijo...

añoranzas de tiempos...tantos recuerdos me trae este poema, un abrazo

Daniel dijo...

Es cierto, recuerdos de buenos momentos y los años de la piel también.

Mi abrazo.