martes, 18 de agosto de 2009

Adicción

Son mis pasos,
con los zapatos girados hacia atrás
que regresan sobre adictivas huellas;

ellos marchan
escalando ciegos la ausencia de mi norte,
los ojos que tantas veces me besaron;

son ellos
los que vuelven a buscarla
y mi espalda no voltea, sigue su marcha,
pero sueña con que la encuentren.

No hay comentarios: