sábado, 29 de agosto de 2009

Beber tus lluvias

Es tu lluvia que moja
mi rostro espejo,
se astilla en ríos
y sus lágrimas
bañan la sal del tiempo.

El óxido
de mis bisagras
se adhiere sin tregua
inmoviliza mis venas
quiere encausarte,
recoger tus aguas
para beberte
y no perecer en lluvia
con el corazón endurecido;
aún te ama.

2 comentarios:

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Este llover por dentro, este tratar de sobrevivir, de cambiar el rumbo, de crear un camino, una salida que lleve siempre a la persona que amamos, aunque no como antes, no con menos amor, desear estar cerquita a pesar de todo, dibujar sonrisas.

Un abrazo fuerte.

Daniel dijo...

Un abrazo...