viernes, 18 de septiembre de 2009

Insolencia

Te amé así,
sin misericordia
con mi destino, a sabiendas;

te amo así,
yo, un suicida
sin una mínima e insolente esperanza.

8 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

cuando el amor esta presente, aunque desesperado,siempre es esperanza,te abrazo

Daniel dijo...

Amiga, amiga, que decirte? Un abrazo y gracias.

Clara Schoenborn dijo...

Tremendo. Es un suicidio, pero alguna veces inevitable. Hermoso y conciso,simplemente.Besos.

Daniel dijo...

Sin dudas es inevitable. Gracias Clara, un beso para vos.

Paula fm dijo...

A sabiendas del futuro que me espera le amo... así como una asesina reviviendo esperanzas.

Pero es así, como dice tu poema, la insolencia, lo inevitable.

Un beso.

Daniel dijo...

Lo inevitable y lo deseable, amar es la única razón.

Besitos.

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Amar, amar que no importe el destino, no se justifica una vida sin amor, de cualquier forma concebido.

Me encanta como escribes Dani.
Un abrazo fuerte,
todo mi cariño.

Daniel dijo...

No justifico mis días sin este amor.

Un abrazo inmenso mi niña querida. Gracias siempre...