sábado, 14 de febrero de 2009

Palabras sin sentidos

Noventa y nueve silencios y una palabra;
volver de la nada a encontrarme con ella,
se hace difícil trepar la cuesta,
hilvanar el tiempo con la palabra puesta.

Nada que decir para afuera,
todo que callar para adentro;
el verbo manifiesta la tendencia:
callar, guardar silencios.

Respirar sin aire, ahogar los ruidos.
la ruptura sería finales de siglos;
de palabras que no se dicen,
todas ellas sin sentidos.

Nada para decir,
la nada de los delirios,
los que vociferan silencios
aturdiendo por dentro los oídos.

Alguien como yo entenderá lo que digo;
nada que decir, nada es preciso,
noventa y nueve palabras sobran,
solo una tiene sentido:
NADA.

No hay comentarios: