domingo, 8 de febrero de 2009

Préstame un sueño

Préstame un sueño, te pagaré con creces;
un sueño que contenga lo que tú sueñes,
la dulce contención que reblandezca,
la esencia de mi amor entre tus mieles.

Germinaré en él todas tus mieses,
capullos de algodón serán tus flores,
un manto de magnolias en tu vergel
y en el marfil de tus senos un ciprés.

En el vórtice de tus suspiros una vela,
henchida de amores profesados;
elevarán tus alas dos cometas
hasta el recóndito cielo de tu calma.

Un sueño te pido, antes que amanezca,
antes que parta la ternura enmohecida,
enredada en las fibras de los vientos
susurrando esta urgencia que me lleva.

No hay comentarios: