viernes, 13 de febrero de 2009

Prefacio

Escritora de mis días, pluma de mis palabras,
inspiradora de versos, formadora de poesía;
llegas cuando se marcha el verano de mi vida,
enalteces mi esperanza en la calidez dormida.

Y te vuelves con tu pluma artesana de poesías,
me tatúas en el alma las palabras soberanas,
que faltaban a mi sueños
oxidados por los años:
te quiero amor, con toda el alma.

No hay comentarios: