viernes, 14 de noviembre de 2008

El último andén

Debes saber:
no tengo sueños para ofrecerte,
si me dejas construiré uno,
quizás pueda merecerte.

Debo decirte:
si permites que me quede,
mi pedacito de aire
tan solo puedo ofrecerte,

Debo pedirte:
que desarmes mi equipaje,
en este último andén
del que no quiero marcharme.

Debo explicarte:
regreso derrotado y vacío;
que si tu quieres llenarme,
tienes el corazón mío.

Debo exigirte:
si me ves cabizbajo y rendido
no es contigo, no te alarmes,
es la memoria jugando conmigo.

Debo jurarte:
pagaré si es necesario
el daño que te he causado
sin misericordia y sin juicios.

Y ahora deja que me quede,
necesito este motivo,
reivindicar la esperanza
afuera no hay más caminos,
es el último que queda
y quiero hacerlo contigo.

3 comentarios:

cristal00k dijo...

Ésta, la mejor, hasta ahora claro...me encanta!!!
Besos Daniel.

Chiqui Abreu dijo...

Nunca hay un último camino, siempre los reinventamos, para poder continuar la marcha!
Besos,
Chiqui.-

Daniel dijo...

Es posibel mi querida, es posible.
Te quiero.

Besos