sábado, 8 de noviembre de 2008

Resignación

Volvimos a vernos:
En la extraña ciudad de las luces.
En la casualidad de los sueños.
Vomitabas soledad.
Y ríos de alcohol.

Tropezabas con paredes.
De indiferencias.
De ojos inquisidores.
De malsana burla.
A tus miserias.

Miraste mis ojos
entre los vahídos del recuerdo.
Buscando, sufriendo,
una imagen para asociar
con mi rostro descubierto.

Elevaste los hombros.
La botella medio vacía,
escondida en la vergüenza.
Y tu espalda y el adiós.
Y otra vez con tus miserias.

2 comentarios:

cristal00k dijo...

Especialísima ( y no me gustan los superlativos) y auténtica Daniel muy aúténtica!
Te sigo!

Daniel dijo...

Gracias cristal. Siempre soy auténtico. Beso.