viernes, 9 de enero de 2009

Boca cerrada

Muere el beso oxidado
en una boca con candado,
cerrada por el mal paso
del amor que no hizo caso,
besando a otra boca coja
de honradez y de congoja.

Por necesidad mezquina
se convirtió en inquina,
guardó la lengua filosa
el veneno que anquilosa,
calló la boca la espuria
engendrada por la furia.

Su garganta seca aletarga
regurgitada hiel amarga,
disimulada mirada herida
preparando la partida;
mas bocas cerradas hieren,
que palabras que se profieren.

No hay comentarios: