martes, 20 de enero de 2009

Ráfagas de amor

Lluvia de sol por la ventana,
fría taza de café en mis manos;
otra taza vacía, pero sin manos,
una melodía hueca; y la nada.

Nada estará como entonces
la casa se llenó de recuerdos,
desde los resecos jardines
al jugo estéril del limonero.

Ráfagas de amor, lo recuerdo,
entre planicies de tiempos;
yo con mi diario en la mesa,
ella en su eterno silencio.

De a poco se fue muriendo;
absorbida por las dunas
como agua en el desierto,
una rutina absurda, solo eso.

Lluvia de sol por la ventana,
el sabor a café ya no lo siento,
un lugar vacío en la mesa
y este fugaz recuerdo.

No hay comentarios: